jueves, 21 de marzo de 2013

PxC lleva al Ayuntamiento de Sant Boi (PSC-ICV) ante la Fiscalía Anticorrupción por presunta malversación de fondos públicos y trato de favor


El grupo municipal de PxC afirma en su denuncia que El Ayuntamiento abonó entre los años 2010 a 2013, 105.979’80€ por facturas que no le correspondía pagar.

Afirman que la empresa beneficiada de estos pagos es NICTALIA SL, propiedad de Francisco Garcia Guinart, concejal del PSC en el Ayuntamiento de Pallejà.
El escrito presentado ante la Fiscalía Anticorrupción por el concejal y portavoz de Plataforma per Catalunya en Sant Boi, David Parada, pone de manifiesto que el Ayuntamiento habría incurrido en varios delitos penales.El Grupo Municipal de PxC explica que con esta denuncia pretende empezar a desmantelar el clima de amiguismo y enchufismo político instaurado en Sant Boi en los últimos años
Sant Boi de Llobregat - David Parada, portavoz del Grupo Municipal de Plataforma per Catalunya (PxC) en el Ayuntamiento Sant Boi, presentó el pasado viernes 8 de marzo un escrito ante la Fiscalía Anticorrupción para denunciar que el gobierno municipal, formado por PSC e ICV, habría favorecido a la empresa concesionaria de los cines municipales Can Castellet.

Dos de los regidores de PxC Sant Boi Francisco Pastor y David Parada
 presentando la denuncia en la fiscalía anticorrupción
Los hechos
En el año 2009 el Ayuntamiento de Sant Boi aprobó la adjudicación de los cines municipales de Can Castellet y los locales contiguos a la empresa NICTALIA SL. por un periodo de 4 años.El contrato de arrendamiento contemplaba que NICTALIA SL se haría cargo de los gastos de consumo, pero las facturas aportadas por Parada revelarían que en realidad es el Ayuntamiento quien las está pagando.El portavoz de Plataforma per Catalunya expone en el escrito que los contadores de estos consumos están hasta la fecha a nombre de la empresa municipal CLAUS, S.A., que construyó el equipamiento y ha pagado un total de 105.879,18 € en concepto de gastos de consumo. Sin embargo no existe ninguna partida específica para estos gastos en los presupuestos municipales 2010, 2011, 2012 y 2013. Las condiciones anexas al contrato de arrendamiento del local que Parada también ha puesto en manos de la Fiscalía exponen que es obligación de NICTALIA SL satisfacer la totalidad del importe de Impuesto sobre Bienes Inmuebles del local arrendado.El concejal identitario afirma que funcionarios del Ayuntamiento le confirmaron que NICTALIA nunca ha abonado el Impuesto de Bienes Inmuebles, que asciende a unos 9.000 € anuales, de los que se hace cargo también el Ayuntamiento de Sant Boi.

Amiguismo
Plataforma per Catalunya, tras acudir al registro mercantil, manifiesta que NICTALIA SL. es propiedad de Francisco Garcia Guinart, concejal del PSCen el Ayuntamiento de Pallejà y miembro del equipo de gobierno del Consell Comarcal del Baix Llobregat, en el que es responsable del Área de Política Territorial y Transporte.

Un Ayuntamiento bajo sospecha
Parada manifestó a nuestra redacción que, a la espera de que se arroje luz en el caso de los cines Can Castellet, la ciudad vive convulsa tras el visto bueno del fiscal del caso Campeón para que se impute formalmente al ex ministro socialista José Blanco por haber influido en el Ayuntamiento de Sant Boi para conceder la licencia de construcción de una nave a la empresa Azkar, de la que es vicepresidente su amigo José Antonio Orozco. Comenté la posibilidad de que un futuro escrito de acusación incluya al alcalde de Sant Boi, Jaume Bosch, por una presunta prevaricación administrativa; asunto que según Parada ha suscitado debate en la Fiscalía, aunque de momento no se ha tomado ninguna decisión.

martes, 5 de marzo de 2013

Los hipócritas que vienen. Corruptos contra la corrupción

Viure Sant Boi Marzo 2013 

El “dilema del prisionero” es una de las técnicas más utilizadas en la resolución de conflictos, cuando dos delincuentes son detenidos, se aísla a cada uno de ellos en una celda, se les ofrece, por separado, un pacto, si uno habla y delata al cómplice, podrá beneficiarse de una pena inferior. La reacción de la mayoría es denunciar al otro, y el resultado de tal decisión (debido a la ausencia de información entre ambos, que les hace competir y no cooperar) es ser condenados a elevados años de prisión. PP, PSC y CIU son prisioneros de un país que estremece, no cooperan por miedo a que el enemigo político saque más tajada, y se enzarzan en el absurdo “y tú más”.
Imagen del Tweet PSC Sant Boi. El alcalde Jaume Bosch
con Pere Navarro y Josep Maria Sala condenado por corrupción.
En esta espiral de competir en vez de cooperar nos hemos visto envueltos este último mes, cuando presentamos una propuesta para condenar la corrupción. El PSC la bloqueó y propuso una alternativa que impedía el debate real, los partidos siempre argumentan que la corrupción es cosa de individuos, cuando los principales casos están en la órbita de la financiación ilegal de los mismos. Pallerols (CIU), Palau (CIU), Gürtel (PP) o Filesa (PSC), lo son. Este último, muy conocido por los socialistas en Sant Boi, debido a los paseos que realizan en actos públicos con Josep Maria Sala, condenado por financiación ilegal de partidos y miembro de la ejecutiva del PSC. Toda una desvergüenza. Pero tampoco hay que olvidar la “presunta” implicación en el caso campeón del alcalde Jaume Bosch, el caso del “túnel de bateo”, la concesión de los cines municipales a un regidor del PSC en Pallejà, y aquello que solo las escuchas telefónicas podrían discernir, pero que una ley laxa hace difícil de perseguir, como es la creación de empresas municipales para colocar a militantes y amigos, obras a dedo o concursos a medida.