sábado, 20 de julio de 2013

Contra la asfixia política en Sant Boi. Cuando queremos podemos


El economista y profesor de la Universidad de Chicago Raughuram Rajan, autor de entre otros de Grietas del Sistema, un libro que analiza escrito sobre las causas de la Gran Recesión, afirma que hay motivos para alegrarnos.



No es porque Europa esté saliendo de la crisis, cosa que no hace, sino porque tras un largo periodo de ruina y crisis, la más larga desde 1929, la paz social es difícilmente cuestionable. Si con la que está cayendo algo así es positivo, a mi me inquieta un poco. Es evidente que han existido manifestaciones, huelgas o diversas protestas, algunas incluso violentas, pero el llamado conflicto social ha sido canalizado por el propio sistema, por aquellos que han provocado sus grietas para enriquecerse. Al final todo sigue igual, porque la propia rebeldía ciudadana está controlada por medios de comunicación o partidos que en determinados momentos con opulentas operaciones de marketing son considerados “outsaiders”. Todos ellos sirven a un mismo propósito, solo pretenden cambiar cromos, caras, hacer modificaciones estéticas en las fórmulas de gobierno, en las reglas que regulan el mercado y la economía, pero nunca afrontar con claridad los problemas de raíz, aquellos que legitima la clase política. Nadie actúa con sentido común y racionalidad, adjetivos necesarios para que un país afronte el futuro sin saber que nuestros hijos vivirán mucho peor que nosotros. Triste conclusión. Algunos trabajamos desde la disidencia activa, creyendo que la política municipal tiene como objetivo construir desde la base una sociedad que se gobierne a si misma, y no un Gobierno que gobierna sobre la sociedad con unas reglas de juego que distan mucho del concepto primario de democracia. Últimamente he hablado mucho sobre la economía local, aquello que se puede hacer y no se hace, y como no, sobre los desorbitados impuestos que pagamos. Recuerdo que ya en el año 2011, cuando se negociaban las ordenanzas fiscales que se aplicaron en el siguiente curso, desde PxC pusimos el grito en el cielo sobre la constante asfixia económica que supone la continuada subida de impuestos que practica el gobierno municipal. creíamos, y seguimos creyendo, que en un momento como el actual se necesitan estímulos fiscales que aligeren las economías familiares y también las de los negocios. El objetivo es claro, mitigar más cierres y asegurar un mínima sostenibilidad de los puestos de trabajo. la respuesta por parte del alcalde Jaume Bosch siempre es la misma, hemos sufrido incrementos de hasta un 50% en los últimos años, pero la estructura de gasto político municipal o las partidas de protocolo y subvenciones a otros países siguen inalteradas. 
Hace ya unos meses publicamos ejemplos prácticos de hasta donde estaba llegando esta situación. En nuestro municipio, los restauradores han pagado hasta ahora más por tener una mesa en la terraza de su negocio que en cualquier otra ciudad del Baix Llobregat, incluso también más que en la ciudad de Barcelona. La acción de la oposición política sacando los colores a este gobierno con una simple comparación, así como también por su parte la Plataforma de Restauradores, ha conseguido ante este escándalo bajar los precios hasta en un 60%. Como punto negativo podríamos destacar que, aunque se ha hecho una rebaja muy importante, aún no estamos en consonancia con las ciudades colindantes. Queda mucho por hacer para poner sentido común en Sant Boi, pero cualquier avance es una victoria de la ciudadanía frente a una casta de políticos que la ha olvidado.

PxC recuerda a CiU, PSC y ICV que hace cuatro días la tasa de las terrazas no les parecía desorbitada


Sant Boi.- El Grupo Municipal de Plataforma per Catalunya (PxC) en el Ayuntamiento de Sant Boi ha querido salir al paso de las informaciones contradictorias que han salido el último mes en torno a la rebaja de hasta un 60% de las tasas que pagan los restauradores por tener una terraza.



Debate por la rebaja
David Parada, regidor de PxC, ha querido recordar “que su partido llevaba en el programa electoral la rebaja del precio de las terrazas, principalmente motivado por las consecuencias que trajo a los restauradores la adaptación a la ley anti-tabaco”. Por otra parte también comenta “que desde el inicio de legislatura pidió su rebaja debido al precio desorbitado comparado con ciudades como Viladecans, Cornellà o incluso Barcelona”. Parada, aclarara “que sin la negociación de la Plataforma de Restauradores no se habría conseguido la rebaja”, y califica de esencial “que los ciudadanos y empresarios se coordinen y cooperen para pedir sentido común al gobierno municipal, porque queda demostrado que cuando se quiere se puede.”

CiU sube el precio de las terrazas en municipios donde gobierna como Martorell o Sant Feliu
Por su parte, el Grupo Municipal de PxC recuerda a CiU, que su partido nunca dijo nada de esta tasa desorbitada cuando formaba coalición de gobierno la pasada legislatura con PSC, ICV y ERC en Sant Boi. En ese espacio de tiempo es cuando el precio de la tasa sufrió mayores aumentos. PxC también ha querido aclarar cual es la política fiscal de CiU con los emprendedores allí donde gobierna en nuestra comarca, como Martorell o Sant Feliu, donde el precio de la tasa de terrazas ha seguido subiendo constantemente durante este 2013, o en ciudades como Mataró donde CiU las ha subido en un 35% este último año.

sábado, 6 de julio de 2013

PxC Sant Boi presenta el boletín #InfoPxC

Sant Boi del Llobregat Junio/Julio 2013

Sant Boi.- El Grupo Municipal de Plataforma por Catalunya (PxC) al Ayuntamiento de Sant Boi ha presentado el boletín #InfoPxC. Esta publicación tiene una tirada de 35.000 copias que se han hecho llegar a los buzones de los santboianos.




Terrazas e impuestos municipales cuando se quiere si se puede

Recuerdo que ya en el año 2011, cuando se negociaban las ordenanzas fiscales que se aplicaron en el siguiente curso, desde PxC pusimos el grito en el cielo sobre la constante asfixia económica que supone la continuada subida de impuestos que practica el gobierno municipal. creíamos, y seguimos creyendo, que 
en un momento como el actual se necesitan estímulos fiscales que aligeren las economías familiares y también las de los negocios. El objetivo es claro, mitigar más cierres y asegurar un mínima sostenibilidad de los puestos de trabajo. la respuesta por parte del alcalde Jaume Bosch siempre es la misma, hemos sufrido incrementos de hasta un 50% en los últimos años, pero la estructura de gasto político municipal o las partidas de protocolo y subvenciones a otros países siguen inalteradas.
Hace ya unos meses publicamos ejemplos prácticos de hasta donde estaba llegando esta situación. En nuestro municipio, los restauradores han pagado hasta ahora más por tener una mesa en la terraza de su negocio que en cualquier otra ciudad del Baix Llobregat, incluso también más que en la ciudad de Barcelona. la acción de la oposición política sacando los colores a este gobierno con una simple comparación, así como también por su parte la Plataforma de Restauradores, ha conseguido ante este escándalo bajar los precios hasta en un 60%. como punto negativo podríamos destacar que, aunque se ha hecho una rebaja muy importante, aún no estamos en consonancia con las ciudades colindantes. Queda mucho por hacer para poner sentido común en Sant Boi, pero cualquier avance es una victoria de la ciudadanía frente a una casta de políticos que la ha olvidado.