domingo, 16 de marzo de 2014

Can Castellet, repitiendo los mismos errores


Viure Sant Boi Marzo 2014.- Hablar de los cines municipales Can Castellet es recordar la nefasta gestión realizada por el equipo de gobierno de PSC-ICV en este equipamiento municipal. Los cines tuvieron un coste aproximado de un millón de euros sufragado por los mismos impuestos municipales que se han incrementado en un 97% en los últimos años. Hace ahora aproximadamente un año presentamos una denuncia ante la fiscalía anticorrupción por un presunto trato de favor al descubrir que la empresa concesionaria de los cines era propiedad de un regidor del PSC de Pallejà, y también porque desde el inicio del contrato dicha empresa estuvo sin pagar los suministros que le correspondían con total beneplácito del Gobierno. El resultado ha sido que después de nuestra denuncia la empresa devolvió 180.106 €, provocando que ante tal evidencia y chanchullo las dos partes rescindieran el contrato. Tampoco se puede olvidar que debido a un generoso pliegue de cláusulas el Ayuntamiento aun no ha recibido un solo euro en materia de explotación del cine. Ahora los cines han vuelto a salir a concurso y una nueva empresa se ha adjudicado la explotación con el mismo pliegue de cláusulas que la anterior. Hasta 55.000 entradas vendidas – algo muy difícil de superar - no habrá ingresos para Sant Boi. Volvemos a ver los mismos errores, no se ha realizado una auditoría, ni estudio de viabilidad o rentabilidad empresarial que pudiera ayudar a conseguir la amortización racional de este equipamiento. En este Ayuntamiento la vergüenza es algo que brilla por su ausencia frente al chanchullo que hace que los políticos que gobiernan antepongan todo al interés general de nuestros vecinos. 

Bandas latinas en Sant Boi: Un mal importado que se ha de erradicar

Miembros de una banda de origen latino
El Llobregat, Marzo 2014.- Uno de los primeros problemas que tuve que gestionar cuando salí escogido como regidor en el año 2011 fueron los conflictos que se originaba con diversas personas latinas, muchas encuadradas en las llamadas “bandas latinas” o “Latin Kings” en el merendero de Camps Blancs.

 La gota que colmó el vaso fue el intento de agresión/homicidio con una arma blanca por un miembro de estas bandas a un vecino cuando estaba celebrando su cumpleaños en familia. Allí mantuvimos reuniones a tres bandas Gobierno Municipal/Policía Municipal/vecinos, y se pudo conseguir poco, solo que se bloqueara con bloques de hormigón las entradas y pistas deportivas al merendero. Nosotros aunque paliativo, lo consideramos errado: la seguridad en los espacios públicos es imprescindible para la convivencia en democracia. El Ayuntamiento se amilanó y prefirió inutilizar pistas, antes que hacer frente a delincuentes que el único camino que deberían recorrer es el del retorno a sus países de origen. Más tarde llegaron la lesión por arma blanca a un agente de Mossos d’Esquadra al intentar detener una pelea entre miembros de dichas bandas cerca del complejo deportivo “Baldiri Aleu”, una pelea multitudinaria en la C/Francesc Macià que acabó con un miembro de una banda rival herido por arma blanca o la detención hace años en la Coope de un “Latín King” por un homicidio en otra ciudad próxima. Desde el Grupo Municipal de Plataforma per Catalunya (PxC) de Sant Boi hemos venido advirtiendo estos últimos años de la existencia y proliferación de estas bandas, de lo preocupante que estaba siendo la inacción municipal en este sentido, y las consecuencia que pueden acarrear en el futuro en la seguridad y convivencia de nuestra ciudad.

Hace pocos meses desde PxC iniciamos una campaña en el Barrio de la Cooperativa. Allí denunciábamos el hartazgo de muchos vecinos ante la suciedad, la degradación, los desperfectos que nunca se arreglan, el tráfico de drogas de bandas de origen marroquí en la C/Eduardo Toldrà, o como jóvenes latinos tenían las pistas públicas de la C/Lluís Millet ocupadas, y extorsionaban a otros jóvenes pidiéndoles dinero si querían jugar en ellas. La respuesta por parte del Teniente Alcalde de Seguridad, José Ángel Carcelén, son las de siempre “son chiquilladas” “no existen estas bandas en Sant Boi”. La única respuesta de los políticos de este Ayuntamiento fue una moción conjunta de PSC, PP, ICV y CiU negando dichos problemas, criminalizándonos ante la estupefacción de muchos vecinos, y aumentando la ceguera crónica de una clase política que necesita cada vez gafas de mayor graduación. Pero el tiempo desgraciadamente nos da la razón: el problema existe y se ha de solucionar. Los Mossos d’Esquadra han detenido a 25 personas y registrado 14 viviendas, la mayoría en Sant Boi, a una banda latina de origen dominicano llamada “bloods” acusados de delitos de drogas y robos. Han situado el epicentro de residencia en nuestra ciudad. Esto ya no es una broma, es una realidad, la misma que hemos mostrado nosotros aunque duela. Ahora toca reconocer los errores, y el Ayuntamiento se tiene que poner a trabajar por cuatro vías, seguridad, educación, civismo y servicios sociales, ya no caben más escusas. ||

www.davidparada.com
Twitter: @davidparada_


¿Se rebajarán los sueldos de los políticos municipales?

Este Enero el Gobierno daba luz verde a la reforma local. No han sido ni los servicios, ni el poder creciente de las diputaciones, ni las competencias en educación o sanidad. La primera bronca tiene que ver con los sueldos de alcaldes y concejales. La reforma se lleva por delante las dos promesas más mediáticas que tenían como objetivo reconciliar a los ciudadanos con la clase política. A final los alcaldes podrán cobrar más de lo que cobra un secretario de estado, pudiendo llegar a la cifra de 100.000 €, y seguir cobrando dietas de otras administraciones. Tampoco se reducirán los 20.000 cargos públicos -25% de los existentes- prometidos por el Gobierno. No hablo ya de los innumerables cargos de confianza, o de la cantidad de empresas municipales que bajo el manto de la opacidad laboral se han convertido en verdaderas empresas de colocación de amigo, militantes y favores, en el Baix Llobregat tenemos unos cuantos ejemplos. Nuestra campaña en las municipales de 2011 en la que hablamos con claridad sobre este asunto trajo consigo una sensible rebaja en algunos Ayuntamientos de los sueldos de los regidores, muchas veces fruto de la presión creciente. Nosotros las hemos considerado insuficiente y como nos comprometidos  en nuestro programa hemos empleado el 25% de nuestras retribuciones en ayudar a personas que lo necesitan así como promover acciones solidarias a favor de nuestra gente.

David Parada
Conseller Comarcal del Baix Llobregat

jueves, 6 de marzo de 2014

¿Hay democarcia en nuestro país?

El Llobregat Febrero 2014

Dicen que hasta mediados de la próxima década - siempre en la mejor de la situaciones – España volverá a recuperar los niveles de empleo de 2007. Hablamos de 2025 como mínimo.


 Esta crisis ha dejado encima de la mesa viejos problemas que como siempre se han apartado del debate central sobre el que tendría que girar los planteamientos estratégicos de futuro para nuestro país.
Es posible que cada año que pase hasta la próxima cita electoral la recesión amortigüe su ferocidad pero siga sin debatirse el eterno anhelo de aquellos que cuestionamos la existencia del mandato democrático en lo referente sobre la separación real de poderes, con un sistema judicial y parlamentario que no se entiende sin observar conexiones directas entre si, pervirtiendo el más estricto sabor de la misma democracia. Esta ausencia en la separación de poderes, a traído detrás de sí el fracaso en la persecución de los delitos económicos vinculados a la corrupción con procedimientos que duran años y años, y en los cuales muchos acaban con una palabra mágica: la prescripción.
El colapso de la justicia así como el sistema político traen tras de sí eternos debates como el que genera un bipartidismo obligado por un sistema electoral injusto que impide que la sociedad civil recoja el espacio que merece, un camino cesante hacía una precarización de las relaciones laboral con su consecuencia más directa la desaparición de las clases media, y la ausencia de un sistema educativo capaz de generar un vinculo de desarrollo suficiente.
Esta crisis no se puede plantear bajo el prisma de los ciclos económicos y el aumento espeluznante de la deuda sin unirla a los elementos que anterior he descrito. Hay que frenar el oligopolio en que han convertido España la clase dirigente y que todo lo que recogemos ahora es fruto de muchos años de una democracia parlamentaria, que no es sino el mantener vivo un obsceno oligopolio de reparto de cargos y que nada tiene que ver con una democracia sana por la cual tendría que apostar un país como el nuestro si quiere recuperarse no solo económicamente, sino moralmente.