domingo, 26 de octubre de 2014

Este Ayuntamiento te engaña y te miente

(Octubre 2014) Viure Sant Boi.- PSC y ICV, con la alcaldesa Lluïssa Moret a la cabeza, están demostrando hasta donde llega la práctica de la política sin escrúpulos. Lo hacen con un tema tan sensible como son los desahucios,utilizado por muchos partidos para lavar su imagen.. Se olvidan que ambos partidos han tenido miembros en consejos de administración de diversas cajas de ahorros, mientras se fraguó la especulación del tocho, se desahuciaban personas o se comercializaban preferentes. Antes de verano, ICV-Sant Boi, emitía un comunicado donde decía que “El Ayuntamiento de Sant Boi retira el dinero que tenía en Bankia por ejecutar desahucios”, nosotros ante la seguridad de que estuvieran mintiendo pedimos un informe a la tesorería municipal. El resultado fue que el Ayuntamiento sigue teniendo dinero, préstamos y cuentas corrientes en Bankia. Le hemos pedido al teniente alcalde de ICV, Luís Pérez, que rectifique y pida perdón, pero su silencio demuestra sus nulos escrúpulos. Sant Boi no tiene política de vivienda pública, solo se dedicó a realizar promociones con el dinero de nuestros impuestos vendiendo el metro de vivienda más caro de la ciudad, ha hundido a la empresa municipal de viviendas CLAUS, no ha destinado en momentos de emergencia la vivienda libre de propiedad municipal a fines sociales, y todo lo que se realiza es fruto de la más pura improvisación. Diles que no nos mientan. Ponlos en su sitio con nosotros. 

Votar no es siempre Democracia

L'engany d'Artur Mas
(Octubre 2014) El Llobregat.- Dicen algunos analistas políticos que Catalunya lleva 15 años perdidos. Desindustrialización, incrementos alarmantes de la pobreza, corrupción, degradación del entorno urbano, incremento de la inseguridad ciudadana, así como la consolidación de cierto paro estructural son algunos motivos del preocupante declive.

Esta decadencia, esta pérdida de liderazgo, esa cierta incapacidad política no tiene otra explicación que los diferentes gobiernos que han pasado por la Generalitat en los últimos años. Ante todo esto la respuesta de la clase política, sobre todo después de la gestión destructiva del tripartito formado por PSC, ERC y ICV, y que coincidió con una etapa de gran crecimiento económico, ha sido virar hacía el tan provechoso “Espanya ens roba”, sin decir que nos roba, y consiguiendo enfocar magistralmente desde los medios de comunicación públicos, de otros generosamente subvencionados, y de las propias instituciones cierta irá ciudadana en un enemigo tan fácil de señalar.

El bagaje de esta última legislatura en lo que a la gestión política se refiere es tan ínfimo como incomprensible. Parece curioso que partidos que no han permitido que ni que los vecinos de cualquier municipio que gobierna hayan podido decidir en un referéndum ni una simple dirección de una calle, ahora se revistan de tales términos hablando en nombre del pueblo. Esta es un consulta que no tiene ningún valor jurídico y obvia la propia esencia de la democracia, que es que para una decisión sea asumida por todos necesita de acuerdos precisos, no de preguntas genéricas o existenciales. Por no hablar del poco sentido de que puedan votar mayores de 16 años, inmigrantes, catalanes residentes en el exterior, pero no los cientos de miles de catalanes que residen en el resto de España.

Cada vez que alguien me dice que “Espanya ens roba” me viene a la cabeza aquel eslogan de Carod Rovira – mans netes – mientras que el Conseller de Gobernació de ERC en el tripartito se dedicaba a traficar tabaco por la frontera andorrana. De momento a mi como catalán solo me han robado los Pujol, CiU, Millet, Montull, los del caso pretoria, Bustos, los alcaldes de la FCM, así como otros tantos entre los que también hay políticos del PSOE o PP. El problema vendrá ahora, ¿como se gestionará tanta frustración a partir del 10 de Noviembre? Errare humanum set.

Jordi Pujol: No “Honorable”

El "Clan Pujol" en Acapulco
(Septiembre 2014) El Llobregat.- En los años noventa parecía que CiU gobernaría eternamente Catalunya. En esas mismas fechas nacía el concepto del oasis catalán, un concepto que tenía tintes idílicos pero que con el tiempo se ha mostrado como un puro espejismo donde el clan Pujol, junto con CiU, campaban a sus anchas en una oda de endogamia, opacidad, soberbia, enchufismo, amiguismo y victimismo. 

Todo apunta ahora a que este caso puede ser la punta de un iceberg desde donde podría haberse canalizado el mayor espolio sufrido por el pueblo catalán, una estafa colectiva sin precedentes situada ante una corrupción generalizada y institucionalizada. El compromiso de PxC radica en la obligación de que nadie interprete que la impunidad que ha existido hasta hoy sea aprovechada como una manera de supervivencia política. Por todo ello, el día 1 de septiembre asistí a la ciudad de la justicia de L’Hospitalet para presentar junto a mis compañeros de Plataforma per Catalunya (PxC) una querella contra el ex-presidente de la Generalitat de Catalunya, Jordi Pujol.

La querella es fruto de una lucha constante contra la corrupción política iniciada en el año 2002 contra lo que bautizamos como “casta política”. Señalamos a esa casta como una élite dirigente que nos había gobernado/y gobierna durante estos últimos años al antojo de intereses particulares y personales, y que se ha permitido el lujo de tachar de “exabruptas” ciertas posturas que el tiempo ha hecho que nos reafirmemos. Hoy en día la “demagogia” de la que nos acusaban, es una realidad aparente que salpica a todos superando con crecer la ficción. Nuestra querella se centra en los indicios de que la administración catalana pudo estar durante 23 años al servicio de la familia Pujol Ferrusola.

Recordar que la empresa Hidroplant fundada por Marta Ferrusola, mujer de Pujol, se benefició de diversos contratos con la Generalitat. También la consultora ambiental Entorn, propiedad de la misma familia Pujol, y que se benefició también de suculentos contratos de la administración autonómica. Está también el despacho de arquitectura de Marta Pujol, hija del ex-president, que trabajo también para la Generalitat, o las empresas de Oleguer, Jordi o Oriol Pujol que trabajaron también para la administración. En fin, Pujol: No honorable.

Black Card

La Premsa del Baix.- Cuando recuerdo que algunos bufones nos tachaban de demagogos por describir los excesos de esta casta política, y como no, también de esa misma casta empresarial ligada a las élites políticas a través de fundaciones, cajas de ahorro, o concursos públicos, me sorprende lo cortos que nos quedamos. Lo que ha ocurrido en Caja Madrid-Bankia – como en la mayoría de Cajas de Ahorro – es de juzgado de guardia. Pero esto va más allá de lo ocurrido en las cajas de ahorro, también abarca a buena parte de las grandes empresas – la mayoría cotizadas en bolsa - donde muchos pequeños accionistas tienen depositados sus ahorros, y donde la nula trasparencia hace que no se conozcan los excesos de sus ejecutivos. Mientras algunos llamamos las cosas por su nombre, y pedimos una ruptura con el actual sistema basando en un cambio moral, o ético como se prefiera. Otros de forma teatral seguirán hablando de regeneración democrática, cuando esto va mucho más allá, porque el daño que han generado a través de la corrupción es una cuestión moral. Lo peor ya no es lo sucedido, sino su defensa intelectual que lleva a justificar cualquier acto, como hicieron hace pocos días los principales líderes de CiU escoltando a Pujol a su salida del Parlament. Ruptura, no cambios. 
David Parada
Conseller Comarcal de PxC del Baix Llobregat